Manejo de efluentes de plantas de beneficio

Por: Hugo Molina Botrán

Las principales actividades para la extracción de aceite de palma son: la recepción de fruta, esterilización, desfrutación, macerado, extracción y clarificación.

Dichos procesos generan varios subproductos, uno de ellos son los efluentes, que se producen por las aguas de desecho de clarificación y de los condensados de esterilización. Este efluente es llevado al Sistema de Tratamiento Biológico (STB), compuesto por agua y sólidos.

El sistema de tratamiento de aguas residuales de tipo especial consta de tres fases:

  1. Reducción de carga orgánica
  2. Separación de los sólidos sedimentables
  3. Oxigenación  

Los efluentes, luego del proceso de tratamiento, son aplicados mediante el sistema de riego por aspersión instalado en las plantaciones de palma de aceite.

La aplicación del efluente con nutrientes mediante el riego es una alternativa 100% amigable con el ambiente ya que se reutilizan estos subproductos derivados del proceso de extracción de aceite de palma, y se logra reducir el uso de fertilizantes químicos.

Durante la fase de tratamiento de los efluentes se obtiene gas metano, que posteriormente se utiliza para generar energía eléctrica, reduciendo así las emisiones de gases de efecto invernadero.

Leer: Salud y Seguridad Ocupacional.

Otras publicaciones – click.

Trazabilidad en la plantación de palma de aceite

Por: Hugo Molina Botrán

En la palmicultura, trazabilidad se refiere a mantener bajo control documental la procedencia de racimos de fruta fresca de palma, que sirven como materia prima para la producción de aceite de palma y sus derivados. 

Para mantener dicho control, dentro de una plantación todas las unidades productivas tienen asignado un código único de identificación, el cual permite generar informes dinámicos, en los que no se corre el riesgo de duplicar la información. 

Te puede interesar: SISTEMA DE INFORMACIÓN GEOGRÁFICA

El diseño y establecimiento de la plantación es importante en el esquema de trazabilidad de la operación, ya que permite afinar los criterios de planificación agrícola y la organización operativa de la planta de beneficio.

Si un despacho de aceite de palma presenta un reclamo por criterios de calidad del producto, gracias a la trazabilidad es fácil identificar la procedencia, fecha de cosecha y las prácticas agronómicas de producción.

En la industria de la palma de aceite en Guatemala, se ha utilizado el Sistema de Información Geográfica, que permite ubicar con alta precisión la posición de las operaciones, registros de las labores agrícolas y la correlación de los procesos. Esto permite garantizar a los clientes finales, la trazabilidad del producto, desde la plantación donde fue producida la materia prima hasta los racimos de fruta fresca.

La trazabilidad en el campo es una herramienta útil y necesaria, que permite garantizar la protección de los consumidores y detectar fallas en la cadena de producción agroindustrial, su implementación facilita a los operadores el control de procesos y gestión interna, permite la localización rápida de áreas con problemas, y contribuye a la certificación o acreditación de productos. 

ENCADENAMIENTOS EN LA PLANTACIÓN DE PALMA DE ACEITE

Encadenamientos en la plantación de palma de aceite

Por: Hugo Molina Botrán

La industria de palma de aceite es muy amplia. Muchos de los productos que se utilizan a diario en los hogares y empresas, contienen aceite de palma, una grasa vegetal versátil, que posee la mayor productividad por unidad de área y que es sumamente atractiva en los diferentes procesos de la cadena industrial. 

En la producción de aceite de palma, los encadenamientos se inician desde la proveeduría de servicios directos al negocio, como transporte de materias primas, personal y construcción de infraestructura. De forma indirecta, dependiendo de cada operación será la magnitud de requerimiento y forma de servicios de alimentos, mantenimiento y hospedaje. 

Es recomendable que dichos servicios de proveeduría se desarrollen en las áreas periféricas de las operaciones para que así los territorios aledaños se beneficien económicamente.   

En Guatemala, se han hecho esfuerzos para generar encadenamientos productivos a baja escala, sin embargo, se ha propiciado únicamente el tema económico sin medir los impactos directos en las comunidades ubicadas en los territorios productivos. Existe una gran oportunidad para la diversificación productiva y de servicios en los diferentes territorios del país para promocionar el modelo de economía circular y potenciar las exportaciones de productos no tradicionales. 

Las mayores limitantes que presenta la creación de encadenamientos productivos en el país, es una regulación normativa actualizada, que responda y genere un marco de promoción de las economías comunitarias.

Otra limitante son los niveles educativos en el área rural, ya que hacen falta centros de capacitación técnica con un enfoque de producción local, por último, el modelo tradicional centralizado hacia la ciudad capital o cabeceras departamentales hace cada vez más difícil promocionar el desarrollo rural desde una visión agropecuaria y orientarla a la transformación primaria. 

Dentro de este tema es importante resaltar que hay una gran ausencia en la promoción del desarrollo rural del país. El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA) ha desaparecido programas de extensión rural de atención permanente a los diferentes tipos de productores agrícolas.

Los agricultores son libres de producir lo que les parezca más rentable, pero el MAGA tiene la responsabilidad de promover cultivos que garanticen la disponibilidad alimenticia en el país, con una orientación de satisfacer los requerimientos nutricionales de las poblaciones y de identificar los mercados potenciales para la comercialización de los excedentes de las producciones en tiempo y momento, acorde a los diferentes tratados de libre comercio. 

En los últimos 20 años, Guatemala ha sido sobre diagnosticada, ya que muchos departamentos o unidades de ministerios, incluida la cooperación internacional, han generado diversos estudios situacionales de la ruralidad del país, sin embargo, existen pocos planes enfocados a la promoción de desarrollo territorial en las dimensiones agroindustriales, turismo e industrialización hacia un modelo inclusivo que fortalezca las competencias de las poblaciones rurales y reduzcan la brecha entre mano de obra no calificada y la técnicamente calificada. 

Te puede interesar: Salud y seguridad ocupacional.

Salud y seguridad ocupacional

La agroindustria de aceite de palma

Por: Hugo Molina Botrán. – La seguridad y salud ocupacional (SSO) se define como el conjunto de actividades que buscan proteger la salud de los colaboradores, por medio de la implementación de normas y cuidados que disminuyen el riesgo de accidentes y enfermedades. 

La SSO abarca todas las condiciones y factores que podrían afectar la salud y seguridad de los trabajadores, visitantes o cualquier otra persona en el lugar de trabajo.

Es responsabilidad de cada empresa asegurarse que todas las personas utilicen los equipos de protección personal (EPP) adecuados. 

En la agroindustria del aceite de palma se promueven sistemas de gestión centrados en la protección de la vida, la salud y la seguridad de los colaboradores, clientes, contratistas, proveedores y comunidades vecinas a sus actividades productivas.   

Actualmente, las industrias dedicadas a la palmicultura se rigen por normas SSO como: 

  • Prevenir accidentes y enfermedades laborales mediante la promoción de prácticas de trabajo seguras en todos los niveles de la institución. 
  • Cumplir con la normativa legal vigente en materia de Salud y Seguridad Ocupacional en Guatemala y en los países donde tengan actividades productivas. 
  • Brindar a los colaboradores la capacitación y formación requerida acorde al puesto de trabajo y a los riesgos de cada unidad de trabajo. 
  • Implementar planes de prevención y emergencia ante cualquier tipo de incidente que se pueda presentar en la corporación.

En Guatemala, uno de los objetivos principales de la agroindustria de aceite, es establecer una metodología que facilite la implementación, operación, seguimiento y mejora continua del sistema de salud y seguridad ocupacional. 

Diversidad Biológica

Hugo Molina Botrán

Diversidad biológica en el cultivo de palma de aceite:

Diversidad biológica, mariposa en flores. Hugo Molina Botran
Diversidad biológica, mariposa en flores. Hugo Molina Botran

Hugo Molina Botrán – El término “diversidad biológica” se define como la distribución de flora y fauna en un territorio. Este factor es sumamente importante para que se logre una interacción de las diferentes especies que coexisten en un sitio determinado, bajo condiciones de medios naturales, como agua y suelo, y con la influencia de variables climáticas, como temperatura y precipitación pluvial. Guatemala, ha sido reconocido entre 20 países megadiversos a nivel mundial. 

En la plantación de palma de aceite es importante un equilibrio en el agrosistema, ya que la polinización de las plantas se realiza de forma natural por medio de insectos de la orden coleóptera. 

Además, dentro de la plantación se reservan áreas con especies benéficas en las que habitan insectos que se alimentan de bichos que comen hojas o brotes tiernos de la palma. 

Para conservar la diversidad biológica en la plantación de palma de aceite, es fundamental que se impulsen proyectos que tengan, como mínimo, las siguientes fases: 

  • Un diagnóstico del sitio para establecer la línea base de diversidad biológica en una plantación. 
  • Diseño de la plantación para reducir la fragmentación de los corredores y conectores biológicos. 
  • Impulsar programas de protección para la mejora de la diversidad biológica dentro de las operaciones. 
  • Diseñar e implementar un sistema de monitoreo biológico para conocer la eficiencia de los sistemas de conservación y mejora de la diversidad biológica.

En las plantaciones de palma de aceite debe ejecutarse  un programa de manejo forestal dentro de las áreas operativas, en las que se identifican las zonas ribereñas, colindancias de las fincas y los remanentes boscosos. Asimismo, se establecen parcelas con especies vegetales no forestales dentro de la plantación para generar una dinámica de recuperación de diversidad biológica dentro de la operación que propicie un efecto benéfico en la sanidad vegetal de la plantación.

Existen normativas internacionales de aplicación voluntaria que ayudan a mantener un equilibrio en la diversidad biológica de una plantación de palma de aceite.  Dichas normas promueven la conservación de los remanentes de bosques naturales dentro de las plantaciones y la restauración de las áreas degradadas sin cultivo con especies nativas de cada zona, esto con el objetivo de reestablecer corredores biológicos naturales y formar conectores biológicos dentro de las plantaciones para conservar la flora nativa y facilitar la movilidad de la fauna y la accesibilidad a alimento.

La ausencia de un efectivo Programa de Manejo Integrado de Plagas y Enfermedades provoca impactos a la diversidad biológica por la aplicación periódica de pesticidas no selectivos, también causa una disminución de la diversidad biológica si no se protegen los remanentes de bosques o vegetación en la plantación.

Es fundamental que se lleve a cabo una propuesta de trabajo integral entre las autoridades de gobierno que tienen a su cargo la conservación de los recursos naturales y los encargados del cultivo de palma de aceite, para que se establezcan acciones contundentes en los diferentes espacios de interacción social que ayuden a conservar la diversidad biológica del país. 

Por Hugo Molina Botrán

https://hugomolinabotran.com/2019/08/01/example-post/

Gas efecto invernadero en las plantaciones

Hugo Molina Botrán

Las emisiones de gas de efecto invernadero (GEI) se definen como gases atmosféricos que se presentan de forma natural en el ambiente y que tienen la capacidad de absorber los rayos ultravioletas, convirtiéndose en reservas de calor para el planeta y de filtros de las ondas de este tipo de rayos.  Sin embargo, por las actividades del ser humano, dichas emisiones de gases efecto invernadero se han incrementado y son causantes del cambio climático.  

Es fundamental que las diferentes industrias busquen acciones que disminuyan el impacto negativo de estos gases. Para lograr este objetivo se recomienda realizar una evaluación e identificación de las fuentes emisoras de GEI, las cuales corresponden a las operaciones agrícolas e industriales para la producción de palma de aceite.  Tener estos datos consolidados permite tener un cálculo preciso de la huella de carbono.

Contar con la información exacta de la huella de carbono es sumamente importante para aplicar una efectiva estrategia de reducción de gases efecto invernadero. La definición de dichas acciones estratégicas debe incrementar la eficiencia operativa, ya sea que se reduzcan las emisiones de alguna de las fuentes o que se incremente la productividad por unidad de área. 

La estrategia de reducción de gas efecto invernadero en la producción de aceite de palma, tiene como objetivo principal incrementar la productividad con la menor carga ambiental.

Para poder lograrlo, en la palmicultura de Guatemala se han trazado retos importantes, como:

– Eficientizar la aplicación de fertilizantes, por medio del diseño de un programa de nutrición vegetal balanceado, el cual está basado en la disponibilidad de nutrientes en el suelo y en los requerimientos de la planta para las metas determinadas de producción. 

-La logística de transporte de racimos de fruta fresca ha sido evaluada y se han identificado las alternativas adecuadas a cada sitio de producción. Dependiendo de la distancia hacia la planta de beneficio, para que el vehículo de transporte cargue con pesos que no sobre consuman combustible.

Por: Hugo Molina Botrán.

https://www.linkedin.com/in/hugo-molina-botr%C3%A1n-71a692189/

El raquis, elemento clave para la conservación de suelos.

Hugo Molina Botrán – El raquis es el soporte natural de los frutos del cultivo de palma de aceite. Se obtiene de la separación física del fruto durante el proceso de desfrutado.

Durante el proceso de desfrutado se separa el fruto del raquis. El fruto es enviado al digestor mediante transportadores, mientras que el raquis es conducido fuera de la planta por medio de bandas transportadoras y se carga en remolques para llevarlas al campo en donde se distribuyen uniformemente en las plantaciones de palma de aceite.

El raquis aplicado dentro de las plantaciones de palma de aceite es un subproducto que ayuda a reducción del impacto ambiental mediante la conservación de suelo y agua generando una reducción de la escorrentía superficial.

Mediante una adecuada aplicación y distribución se tiene una reducción en los costos y uso de fertilizantes, gracias a los aportes de nutrientes que realiza al suelo y el incremento de los porcentajes de materia orgánica en los mismos, manteniendo los suelos fértiles y productivos.

En la agroindustria de Guatemala, la utilización del raquis es un elemento primordial para las plantaciones de palma de aceite que asegura la sostenibilidad en la producción, mediante las mejores prácticas ambientales, sociales y económicas.

Para conocer más artículos publicados por Hugo Molina Botrán ingrese a:

Manejo integrado de plagas.

Cultivo de palma de aceite.

Por: Hugo Molina Botrán

La palma de aceite es un cultivo tropical, generalmente presenta plagas de insectos defoliadores. Las plagas se encuentran en las plantaciones durante todo el año, pero, hay temporadas como la época lluviosa en las que incrementan.

Es importante tener un manejo integrado enfocado a la prevención, y que sea sostenible, ya que, desde el punto de vista fitosanitario, es imposible que se eliminen las plagas por completo. Lo recomendable es mantener bajos los niveles poblacionales para evitar pérdidas económicas por los daños ocasionados.

Otros artículos de Hugo Molina Botrán: Uso responsable del suelo.

Dentro de las estrategias de control para lograr un manejo integrado de plagas se destacan las siguientes:

-Pronóstico: Revisiones en el campo de las estaciones fitosanitarias para verificar y contabilizar las poblaciones de insectos.

-Control Etológico: Colocación de trampas con feromonas atrayentes en un recipiente para captura de insectos.

– Control cultural: Es un adecuado manejo agronómico del cultivo mediante las prácticas de: Poda, cosecha, riegos y drenajes.    

– Control biológico: Mediante el uso de micro organismos benéficos como el Baciilus thuringiensis y Beauveria spp.

– Control químico: Aplicación de productos fitosanitarios que sean amigables con el medio ambiente.

Hugo Molina Botran
– Manejo de plagas en palma de aceite.

Uso responsable del suelo:

Hugo Molina Botrán – El suelo es un recurso natural indispensable para el desarrollo de la producción agrícola.  Es fundamental que se implementen medidas de manejo responsable en las que se integren actividades de prevención de pérdida y acciones de protección y mejora de la tierra, para que así se pueda mantener un sustrato balanceado en nutrientes para los cultivos.

La planificación de establecimiento de una plantación de palma es vital para que la misma tenga éxito. Una de las principales recomendaciones previo al trasplante a campo definitivo de la palma, es sembrar plantas de cobertura de suelo.

En el cultivo de palma se emplean plantas leguminosas que aportan diferentes beneficios a la conservación de suelos, algunos de ellos son:  

  • Reducción de erosión por viento y corrientes de agua.
  • Mantener la humedad del suelo reduciendo el uso de agua para riego.
  • Fijación de nitrógeno disponible para la planta. 

En relación con los desechos sólidos orgánicos, propios de la actividad agrícola, estos son incorporados al suelo según su valoración ambiental. Las hojas de palma y el bagazo del fruto que se cosecha regresan a la tierra para incrementar su calidad.

El cultivo de la palma, por el manejo operativo agrícola, reincorpora grandes cantidades de materia orgánica al suelo y está comprobado que mejora y regenera sustancialmente la fertilidad, contrario a lo que se dice de este cultivo sobre la degradación de las tierras.

Toda plantación de palma debe establecer un Plan de Manejo Integrado de Residuos y Desechos como parte de la estrategia de reducción de impactos ambientales definiendo acciones de clasificación y separación de residuos orgánicos e inorgánicos. 

#DesarrolloAgrícola 

Por Hugo Molina Botrán

Manejo del Agua en proceso Industrial:

La producción sostenible de aceite requiere de una administración responsable de los recursos naturales y en especial del agua, que interviene en el proceso productivo y en el manejo postcosecha. En todo el proceso industrial, se utiliza un aproximado de 0.7 metros cúbicos de agua por tonelada métrica de fruta procesada. El resultante del proceso es entre 1.2 a 1.7 metros cúbicos de efluente por tonelada métrica de aceite crudo de palma.

Para la operación de extracción de aceite de palma se requiere producir vapor de agua, parte de este vapor se aprovecha para la cogeneración de energía por medio de los turbogeneradores eléctricos instalados en las plantas de beneficio.

La energía generada por medio del vapor equivale al 90% de energía requerida en las operaciones de la planta, es decir las plantas de extracción de aceite de palma emplean energía limpia en su operación.

Dentro de las políticas de producción responsable y sostenible, se deben establecer controles permanentes para garantizar la calidad del recurso hídrico empleado, además se deben definir mecanismos para prevenir la contaminación en la extracción y disposición responsable de desechos sólidos.

Las aguas residuales están divididas en ordinarias y especiales. Las ordinarias, similares a las generadas en domicilios, son tratadas en Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales cumpliendo con el Acuerdo Gubernativo 236-2006. Por otro lado, las aguas residuales especiales, producidas en la extracción de aceite de palma, son tratadas para reutilizarse en fertirriego, aportando nutrientes a la plantación.

Uso responsable del suelo

procesos del cuidado de agua, Hugo Molina Botran.
Foto: Hugo Molina Botrán

Por Hugo Molina Botrán