Manejo integrado de plagas.

Cultivo de palma de aceite.

Por: Hugo Molina Botrán

La palma de aceite es un cultivo tropical, generalmente presenta plagas de insectos defoliadores. Las plagas se encuentran en las plantaciones durante todo el año, pero, hay temporadas como la época lluviosa en las que incrementan.

Es importante tener un manejo integrado enfocado a la prevención, y que sea sostenible, ya que, desde el punto de vista fitosanitario, es imposible que se eliminen las plagas por completo. Lo recomendable es mantener bajos los niveles poblacionales para evitar pérdidas económicas por los daños ocasionados.

Otros artículos de Hugo Molina Botrán: Uso responsable del suelo.

Dentro de las estrategias de control para lograr un manejo integrado de plagas se destacan las siguientes:

-Pronóstico: Revisiones en el campo de las estaciones fitosanitarias para verificar y contabilizar las poblaciones de insectos.

-Control Etológico: Colocación de trampas con feromonas atrayentes en un recipiente para captura de insectos.

– Control cultural: Es un adecuado manejo agronómico del cultivo mediante las prácticas de: Poda, cosecha, riegos y drenajes.    

– Control biológico: Mediante el uso de micro organismos benéficos como el Baciilus thuringiensis y Beauveria spp.

– Control químico: Aplicación de productos fitosanitarios que sean amigables con el medio ambiente.

Hugo Molina Botran
– Manejo de plagas en palma de aceite.

Uso responsable del suelo:

Hugo Molina Botrán – El suelo es un recurso natural indispensable para el desarrollo de la producción agrícola.  Es fundamental que se implementen medidas de manejo responsable en las que se integren actividades de prevención de pérdida y acciones de protección y mejora de la tierra, para que así se pueda mantener un sustrato balanceado en nutrientes para los cultivos.

La planificación de establecimiento de una plantación de palma es vital para que la misma tenga éxito. Una de las principales recomendaciones previo al trasplante a campo definitivo de la palma, es sembrar plantas de cobertura de suelo.

En el cultivo de palma se emplean plantas leguminosas que aportan diferentes beneficios a la conservación de suelos, algunos de ellos son:  

  • Reducción de erosión por viento y corrientes de agua.
  • Mantener la humedad del suelo reduciendo el uso de agua para riego.
  • Fijación de nitrógeno disponible para la planta. 

En relación con los desechos sólidos orgánicos, propios de la actividad agrícola, estos son incorporados al suelo según su valoración ambiental. Las hojas de palma y el bagazo del fruto que se cosecha regresan a la tierra para incrementar su calidad.

El cultivo de la palma, por el manejo operativo agrícola, reincorpora grandes cantidades de materia orgánica al suelo y está comprobado que mejora y regenera sustancialmente la fertilidad, contrario a lo que se dice de este cultivo sobre la degradación de las tierras.

Toda plantación de palma debe establecer un Plan de Manejo Integrado de Residuos y Desechos como parte de la estrategia de reducción de impactos ambientales definiendo acciones de clasificación y separación de residuos orgánicos e inorgánicos. 

#DesarrolloAgrícola 

Por Hugo Molina Botrán

Manejo del Agua en proceso Industrial:

La producción sostenible de aceite requiere de una administración responsable de los recursos naturales y en especial del agua, que interviene en el proceso productivo y en el manejo postcosecha. En todo el proceso industrial, se utiliza un aproximado de 0.7 metros cúbicos de agua por tonelada métrica de fruta procesada. El resultante del proceso es entre 1.2 a 1.7 metros cúbicos de efluente por tonelada métrica de aceite crudo de palma.

Para la operación de extracción de aceite de palma se requiere producir vapor de agua, parte de este vapor se aprovecha para la cogeneración de energía por medio de los turbogeneradores eléctricos instalados en las plantas de beneficio.

La energía generada por medio del vapor equivale al 90% de energía requerida en las operaciones de la planta, es decir las plantas de extracción de aceite de palma emplean energía limpia en su operación.

Dentro de las políticas de producción responsable y sostenible, se deben establecer controles permanentes para garantizar la calidad del recurso hídrico empleado, además se deben definir mecanismos para prevenir la contaminación en la extracción y disposición responsable de desechos sólidos.

Las aguas residuales están divididas en ordinarias y especiales. Las ordinarias, similares a las generadas en domicilios, son tratadas en Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales cumpliendo con el Acuerdo Gubernativo 236-2006. Por otro lado, las aguas residuales especiales, producidas en la extracción de aceite de palma, son tratadas para reutilizarse en fertirriego, aportando nutrientes a la plantación.

Uso responsable del suelo

procesos del cuidado de agua, Hugo Molina Botran.
Foto: Hugo Molina Botrán

Por Hugo Molina Botrán 

Buenas Prácticas Agrícolas

Hugo Molina Botrán – Las buenas prácticas agrícolas son un conjunto de principios y recomendaciones técnicas que se deben aplicar para garantizar una producción sostenible y sustentable; están enfocadas a una producción agrícola de calidad, cuidado del medio ambiente, temas de higiene, salud y seguridad ocupacional de personal de campo.

Puede interesarte otro texto de Hugo Molina Botrán: Manejo integrado de plagas.

Se recomienda tener un departamento de «Buenas prácticas agrícolas» encargado de regular y verificar la correcta ejecución de labores agrícolas, que el personal cumpla con todas las normas establecidas especialmente al momento de aplicar productos fitosanitarios.
 
En la producción sostenible de palma de aceite el departamento de “Buenas Prácticas Agrícolas” debe verificar las siguientes actividades:
 
1. Manejo integrado de plagas y enfermedades
2. Mantenimiento del cultivo
3. Cosecha
4. Polinización
5. Fertilización
6. Riego
 
Para complementar las buenas prácticas agrícolas existen los criterios operativos, que indican la correcta ejecución de las labores en el campo, enfocados a aumentar la productividad, cuidando el medio ambiente y el bienestar de todos los colaboradores.

 Hugo Molina Botrán. hombre agrícola en el campo, palma de aceite.
Polinización – Buenas prácticas agrícolas. Foto: Hugo Molina Botrán